Tarzán, Jane y Mandrake transformados en personajes shakespirianos

King Kong Palace. Durante los fines de semana de septiembre, en el teatro de la Sociedad Italiana de Tigre (Cazón 1336, Tigre Centro), la compañía de teatro La Escoba presenta la obra de Marco Antonio de la Parra, King Kong Palace. La obra cuenta con el apoyo del Fondo Municipal de las Artes del Municipio de Tigre. Las dos últimas funciones: domingo 23, a las 19.30 y sábado 29, a las 21.00hs. a la gorra.

        Después de prácticamente dos años de ensayos, el sábado 1° de septiembre, la compañía de Teatro La Escoba estrenó la obra King Kong Palace, del dramaturgo chileno Marco Antonio de la Parra, en el teatro de la Sociedad Italiana de Tigre.

        Según la directora, Jésica Martínez, eligieron esta obra después de “muchas desilusiones”, porque no encontraban un texto que los atrapara, hasta que una de las integrantes de la compañía presentó éste y todos se enamoraron de él. “No sabíamos cómo la íbamos a hacer, pero decidimos hacerla”.

        Fue una decisión realmente jugada, ya que la obra es compleja, con muchos guiños shakespirianos y griegos, parlamentos extensos, personajes cuyos nombres remiten a la cultura popular, pero expresan – tanto en la forma como en el contenido – temas típicos de la tragedia: la ambición, la traición, el juego entre apariencia y realidad.

        En un hotel que parece casi deshabitado, un administrador mefistofélico y fantasmagórico se complace en dar órdenes a personajes fracasados.

        Iluminación, efectos especiales, sonidos conforman un clima gótico donde los personajes se recortan con una presencia intensificada tanto por el despliegue corporal como por la teatralidad de los parlamentos.

Teatro para reflexionar

        Respetando la sugerencia del autor – no meter el texto en el género de la parodia – decidieron “trabajar desde lo más neutral posible”, explicó Jésica.

        Después de un proceso de experimentación, llegaron a fines de 2017 cuando hicieron una muestra para los conocidos. “Escuchamos críticas, sugerencias y llegó el momento de presentarla”.

        Jésica apostó a una versión “muy visual y sonora”, por eso, dejando de lado la costumbre de hacer todo, esta vez contrataron a un iluminador y a un diseñador de sonido. Si bien hay una banda sonora, también hay música en vivo: el Administrador, cuando no está en el escenario, está tocando el piano, “lo que hace que esté siempre presente en la obra”. Obviamente, hay allí un significado que deberá encontrar el espectador.

        Tarzán y Jane, reyes depuestos por una sublevación, entrelazan la animalidad y la más fina argumentación.

        Varias son las interpretaciones que esta obra dispara, pero un hecho se impone contundente: el que las hace, las paga.

        Las dos últimas funciones son el domingo 23, a las 19.30, y el sábado 29, a las 21.00hs. Muchas son las razones para ver King Kong Palace: el esfuerzo y trabajo profesional de la Compañía de Teatro La Escoba, la apuesta permanente a la cultura de la Sociedad Italiana, el apoyo dado por el Municipio de Tigre y la posibilidad de construir en comunidad un espacio cultural que nos aleja de la banalidad contemporánea.

Por Mónica Carinchi

Deja un comentario